Fania All-Stars fue una agrupación fundada en Nueva York, EEUU/ 1968 con músicos de agrupaciones que integraban el sello Fania Récords, en el que se comercializaba la música cubana desde 1964 en esa ciudad, principalmente el «SON» MONTUNO (bajo etiqueta de la palabra salsa, de origen cubano). A menudo reforzados por estrellas invitadas procedentes de otros sellos de música latina y de otros estilos. Su gestor principal fue el abogado estadounidense Jerry Masucci (de padres italo-judíos) y el flautista dominicano Johnny Pacheco (discípulo del director y maestro cubano, José Antonio Fajardo).

Massuci tomó el nombre del conocido conjunto Estrellas de Chocolate, al que le unía gran admiración y cercana amistad con sus integrantes, fue para ellos que el compositor cubano Reinaldo Bolaños escribió la canción FANÍA FUNCHÉ, el afro – «Son» que le había inspirado el nombre de la discográfica. Cabe destacar también que para ese formato ‘todo estrellas‘ [all stars] Massuci se inspira en peculiares reuniones que realizaban los músicos en Cuba, conocidas como «DESCARGAS». Algo que ya había hecho en NY el empresario Al Santiago (Alegre All Stars), con los músicos de su sello Alegre Récords, que luego fuera comprado por Massuci. 

Fania All Stars nace para la difusión en directo de la música bailable cubana, tras los injustos obstáculos que se les impusieron a sus creadores y principales exponentes, tanto dentro, como fuera de la isla, con músicos de su vecina isla de Puerto Rico, que, además de tener a muchos portadores enseñados por cubanos en Cuba y en EEUU, tenían una numerosa comunidad en Nueva York, donde ya integraban muchas agrupaciones dirigidas por maestros cubanos. El concierto de inauguración se realizó en el Coliseo «Roberto Clemente», en San Juan, Puerto Rico/ 1973.

En las filas de Fania All-Stars estuvieron músicos como Larry Harlow, Richie Ray, Papo Lucca, Mongo Santamaría, Yomo Toro, Bobby Valentín, Ray Barreto, Roberto Roena, Johnny Pacheco, Louie Ramírez y cantantes como Celia Cruz (única mujer), Héctor Lavoe, Willie Colón, Rubén Blades, Cheo Feliciano, Ismael Miranda, Ismael Rivera, Ismael Quintana, Santos Colón, Adalberto Santiago y Pete «El Conde» Rodríguez. Posteriormente han militado algunos destacados músicos del jazz afrocubano de los últimos cuarenta años (creado por el cubano Mario Bauzá), provenientes tanto de las filas de Fania Récords como de otros sellos. Entre las estrellas invitadas procedentes de otros géneros musicales que han colaborado a menudo con Fania All-Stars están Manu Dibango, Jorge Santana (hermano de Carlos) y Eric Gale, entre muchos otros.

HISTORIA desde 1964

Desde 1966 el sello Fania Records experimentó una gran acogida por parte del público, por lo que en Diciembre de 1967, Jack Hooke y Ralph Mercado le propusieron a Jerry Masucci, presentar en exhibición a todos sus artistas, que ahora incluía a los líderes de orquestas ya establecidos como Ray Barretto y otros, junto con la nueva generación de directores: Willie Colón, Larry Harlow, Monguito, Joe Bataan, Louie Ramírez, Ralph Roblés, Bobby Valentín y Johnny Pacheco. La idea era grabar una sesión en vivo, que serviría como una vitrina para el sello, utilizando el formato all-stars (“todas las estrellas”), que ya había probado ser popular en los sellos Tico Records y Alegre Records, competidores directos de Fania Records.

En 1968, Masucci y el DJ de música latina y jazz, Symphony Sid, hablaron con el promotor del Red Garter Club, Jack Hooke, con el fin de hacer una serie de presentaciones nocturnas con los músicos de Fania, pero para ampliar la expectativa entre el público asistente a los conciertos y grabaciones, se agregaría al programa un grupo de artistas invitados que incluyó a Tito Puente, Eddie Palmieri, Richie Ray, Bobby Cruz y Jimmy Sabater, miembro del Sexteto de Joe Cuba. A los artistas invitados se les sumó los representantes del sellos Fania, Johnny Pacheco, Ray Barretto, Larry Harlow, Willie Colón, Joe Bataan, Monguito (Ramón Quian), Bobby Quesada, Louie Ramírez, Ralph Robles y Bobby Valentín incluyendo a los vocalistas Ismael Miranda, Pete “El Conde” Rodríguez, Héctor Lavoe, Adalberto Santiago, además de Bobby Rodríguez, Orestes Vilató, Ray Maldonado, Ralph Marzan, Joe Rodríguez y Barry Rogers.

El primer concierto de la Fania All Stars se dio en el Red Garter Club en Greenwich Village, editado en dos volúmenes: Live at the Red Garter, Vol. 1 en 1968 y Live at the Red Garter, Vol. 2 en 1969. La mayoría de las canciones, tenían letras reducidas a coros donde cada instrumentista desarrollaba sus habilidades y los cantantes sus soneos. Además, hubo varias canciones cantadas en inglés. A pesar de su carácter experimental, el álbum retrata la espontaneidad y virtuosismo de unos músicos que en aquel momento apenas comenzaban a labrarse un camino artístico. Esta presentación, que tuvo como director de orquesta a Johnny Pacheco, tuvo un carácter meramente promocional.

DE 1971 – 1976, PRIMEROS CONCIERTOS

Tuvieron que pasar tres años para que los artistas del sello Fania Records se vuelvan a reunir. El 26 de Agosto de 1971, la Fania All-Stars reestructurada y con artistas de su propio sello, se presentó en el Club Nocturno Cheetah ubicado en la esquina sudoeste de la calle 52 y la Ave. 8, este club que Ralph Mercado ayudaba a administrar en los años 60s presentó a artistas de rock y R&B como Jimmy Hendrix, James Brown y Aretha Franklin.

Los productores del evento fueron Jerry Masucci y Ralph Mercado, con Johnny Pacheco como director musical de la agrupación, se lanzó el concierto que los lanzaría a la fama. La contratación de una mayor cantidad de figuras y cantantes, produjo un importante acontecimiento que reactivó los éxitos que, en épocas anteriores había tenido la música cubana en el mundo, con la presentación del concierto denominado Fania All Stars at the Cheetah que fue grabado y filmado en vivo, del cual se hicieron dos álbumes: Live at the Cheetah, Vol. 1 publicado un año después de su grabación, en 1972 y Live at the Cheetah, Vol. 2 lanzado en 1974, en su momento fueron los más vendidos.

En 1973, la Fania All Stars era imparable. Para el 24 de Agosto de ese año y pese a las advertencias de algunos escépticos, Masucci se animó a alquilar el masivo Yankee Stadium de Nueva York para un concierto que se llevó a cabo en mitad de la temporada regular de béisbol, así que el campo no podía ser utilizado más que para poner una enorme tarima entre primera y tercera base. Los participantes de este concierto fueron algunos grupos de rock latino, La Típica 73, El Gran Combo de Puerto Rico, Mongo Santamaría y La Fania All Stars como cierre de tal concierto.
——

Jerry Masucci habla sobre el concierto en el Yankee Stadium: «La gente pensó que estábamos locos… pero igual pagué $280.000 en efectivo para alquilar el estadio por una noche «.

——-
Jerry Masucci alquiló el Yankee Stadium por una noche pagando la suma de $280.000. Aparte de eso, los hermanos Masucci (Jerry y Alex) pagaron $50.000 por el campo y $50.000 como depósito, garantizando con su propio dinero que el público no dañaría el césped del Yankee Stadium.

Antes del evento, Masucci predijo ambiciosamente que: «este concierto revolucionará el negocio de la música como lo hicieron Los Beatles a comienzos de los 60′ y Woodstock en 1969». El riesgo valió la pena, porque el evento atrajo a unas 45.000 personas, aunque algunas fuentes indican que el concierto solo atrajo a 40,000 asistentes. Lo cierto es que la Fania All Stars demostró que se había convertido en la primera banda latina capaz de llenar un estadio, con esa música que ya llevaba varias décadas logrando llenos totales con sus exponentes cubanos en el orbe.

Para ese tiempo, la interna de la Fania no era buena ya que Barreto amenazaba con abandonar la agrupación, al negarse a compartir tarima con Orestes Vilató, miembro estelar de la Fania All Stars y uno de los responsables de que cinco de los músicos más importantes en su orquesta pasaran a formar parte de la Típica 73. Ante esto, Pacheco y Masucci se vieron forzados a retirar del grupo a Orestes Vilató trayendo en su lugar a Nicky Marrero. En solidaridad con Orestes, Adalberto Santiago decide abandonar la Fania a pesar de contar con el visto bueno de Barreto, Pacheco y Masucci para seguir en la orquesta a pesar de no ser solista. Ante esto, la Fania coloca a Ismael Quintana, ex cantante de Eddie Palmieri que iniciaba como solista, así como a Mongo Santamaría que estuvo en calidad de invitado.
Además de Nicky Marrero, Ray Barreto, Ismael Quintana y Mongo Santamaría, el resto del elenco de esa noche fue compuesto por: Willie Colón, Larry Harlow, Roberto Roena, Richie Ray y Bobby Valentín, los cantantes Cheo Feliciano, Bobby Cruz, Justo Betancourt, Héctor Lavoe, Ismael Miranda, Santitos Colón y Pete «El Conde» Rodríguez, Yomo Toro en el cuatro, los trompetistas Roberto Rodríguez, Ray Maldonado y Víctor Paz y los trombonistas Barry Rogers y Lewis Kahn.

Esa noche, las estrellas de Fania tocarían dos sets de música: uno de «Son» montuno y Guaracha, otro donde Masucci pretendía demostrar que sus estrellas podían incursionar en la música Soul afroamericana. El primer set se dio y se cantaron las canciones: «Mi Debilidad», «Échate Pa’lla», «Hermandad Fania», «Pueblo Latino» y «El Ratón». El segundo nunca se llegó a completar, ya que tras el feroz duelo de congas entre Ray Barreto y Mongo Santamaría en la canción «CONGO BONGÓ», el público volcó las vallas de seguridad, forzando el fin del concierto. El público se fue directo al escenario, se robaron el piano, los timbales y otros instrumentos. Los hombres de seguridad se llevaron a Jerry Masucci cargado. Alex Masucci cuenta:

«Johnny dirigía la banda, estaban tocando «CONCO BONGÓ», Mongo tocaba, Barreto tocaba, los tambores sonaban y me quedo mirando y me pregunto: ¿qué demonios es eso?, parecía una cascada, algo bajaba desde el palco y luego me di cuenta: es gente, esta gente se está pasando hacia el campo y corren hacia el escenario y Johnny no la ve, la banda no la ve y todo lo que se me ocurre pensar es en los $50.000 que vamos a perder… trato de detener el espectáculo, el tipo que decía: Corten!, corten!, era yo. Se fueron directo al escenario, se robaron el piano, se robaron los timbales, los de seguridad levantaron a Jerry y lo sacaron cargado, era casi un disturbio, me deprimÍ mucho. Tomé el dinero y me fui a casa. Jerry me dijo: ¿qué vas a hacer? y yo le dije: me voy a casa, me llevaré el dinero… tomé las maletas con el dinero y me fui a casa».

Este concierto dio origen a los álbumes: Latin-Soul-Rock, Live At Yankee Stadium Vol. I y Live At Yankee Stadium Vol. II publicados en 1974, 1975 y 1976 respectivamente. A pesar del título, algunas de las canciones que aparecen en Live at Yankee Stadium Vol. I y II provienen del concierto en el Coliseo Roberto Clemente de 1973 que resultó tener mejor calidad sonora que el concierto dado en Nueva York, siendo «Pueblo Latino», «Mi Debilidad», «Hermandad Fania» y «Echate Pa’lla» las únicas grabaciones originales del concierto en el Yankee Stadium.

Las canciones que se cantaron en el Yankee Stadium fueron: «Mi Debilidad», «Échate Pa’lla», «Hermandad Fania», «Pueblo Latino», «El Ratón» y «Congo Bongo».

1976 – 1980
La poca popularidad que causaron los álbumes Live in Japan 1976, y Salsa, llevaron a Jerry Masucci y Johnny Pacheco, gerentes de la disquera a crear el primer trabajo de estudio de Fania All-Stars, desde su creación, 9 años atrás.

Para 1976, luego de haber dado presentaciones en un número importante de países y publicado varios discos en vivo, la Fania All Stars lanza su primer álbum de estudio Tribute to Tito Rodríguez, en donde la orquesta le realiza un homenaje a Tito Rodríguez, que llevaba tres años de fallecido. En este álbum, Rubén Blades hizo su debut artístico dentro de la agrupación, con la canción «Los muchachos de Belén»; donde aún se observa en el timbre de su voz y estilo un parecido al de Cheo Feliciano, artista al cual sigue admirando. De este disco también destacan las canciones: «Cuando, Cuando, Cuando» cantado por Héctor Lavoe y «Vuela la Paloma».

Para ese entonces, Fania All Stars decide exportar su sonido a Europa y como parte de los ambiciosos planes de Jerry Masucci, firma un contrato con el sello Columbia, parte de la familia CBS (ahora Sony) con miras a penetrar el codiciado mercado anglosajón. La intención fue: fusionar géneros musicales norteamericanos con el sonido latino, logrando álbumes de estudio que serían distribuidos por ambas compañías.

Para este propósito Fania All Stars se redujo a un sexteto: Johnny Pacheco como líder, güiro, flauta y director, sección percusiva con Barreto, Roena y Marrero, Bobby Valentín en el bajo y Papo Lucca al frente de los teclados. Los Fania Six grabarían las bases rítmicas, mientras que músicos invitados se encargarían de introducir nuevas ideas ligadas al mundo del rock y el jazz.

El primer álbum grabado bajo estos parámetros fue el poco memorable Delicate & Jumpy (1976), distribuido por Columbia Records en los Estados Unidos. e Island Records en el Reino Unido. La grabación de este disco sirvió para que la Fania All Stars realizara su única presentación en el Reino Unido con un concierto, que fue completamente vendido, en el Lyceum Ballroom de Londres, con Steve Winwood como invitado especial. Sin embargo, desde el punto de vista de los latinos, fue considerado como un álbum que no se ajustaba a la estética tradicional de la orquesta, al punto que, Roberto Roena músico de la banda que gustaba de las descargas instrumentales y las improvisaciones de los cantantes calificó este álbum como: “Música para ascensores”.

En 1977 se edita el tercer álbum de estudio de la orquesta, titulado Rhythm Machine que producido por Bob James y Jay Chattaway y la participación de Louie Ramírez en el vibráfono y arreglos. Este álbum se acerca un poco más que el anterior a la onda de “descarga cubana” que se expresa en la canción: «En Órbita». Aparte de este número, los sencillos promocionales fueron «Ella fue» en la onda del crossover y punta de lanza para el mercado anglosajón y, el número que hizo que el público seguidor de esta música, se interesara en este disco, el clásico «Juan Pachanga» de Rubén Blades.

El disco HABANA JAM publicado en 1979 proviene de un concierto histórico grabado el 3 de Marzo de 1979 en La Habana, con los All Stars junto a Billy Joel, Rita Coolidge, Kris Kristofferson, Stephen Stills, Weather Report y las bandas cubanas Irakere y Orquesta Aragón. La canción que vendió el disco fue la exquisita versión de Pete «El Conde» Rodríguez, «Menéame La Cuna» con un solo de tres de Nelson González. Otras canciones que se destacaron fueron: una versión de casi 10 minutos del clásico de Luigi Texidor «Nací Moreno», que es su única grabación oficial con la Fania All-Stars y la que abre el disco «DESCARGA A CUBA». En este álbum se presenta el medley «MI GENTE/ BARBARAZO» en las voces de Héctor Lavoe y Wilfrido Vargas.

Continuará…

FUENTE:
Wikipedia

Página en construcción, ¡disculpe las molestias por favor!

Vea también FANIAFANÍA FUNCHÉ, EL AUTORCANCIONES CUBANAS VERSIONADAS/ PLAGIADAS 
TODAS LAS COLECCIONES.