En Broadway, Nueva York, USA (1947). Cabaret “Copacabana”, cuyo cuerpo de baile siempre contó con bailarines cubanos, como la pareja solista que aparece en el tiempo 0:52 – 1:10 ⏩ La figura estrella del proyecto de división ‘salsa en línea’ (que se atribuyen los puertorriqueños) es el que nuestros bailarines realizan en el tiempo 1:17 – 1:38.

Aquí le disponemos la letra de la canción, para que Usted pueda traducirla:

《Vamos a darle al Copacabana, movimiento tropical que te hace mover los pies y te hace sentir latino…

Dale al Copacabana…. puede ser tocado directo de los cañones de Manhattan…
De la Tierra de donde vienen los cocos y las bananas…

En las junglas y las pampas de Brazil…
Nadie ha oído tan bien mucho de Copacabana, pero ya la oirán, te apuesto ya lo verán…

Mira a la señorita dándole con el Señor Chapiro como mueven al Racho del Van El Racho y los Ojos. Y detrás el hombre cubano, hombre salsero … Que dice Ay, ay, ayyyyy…Vamos a darle a Copacabana… Derecho Cubano… su magia del «Son»…

Estarás encantada de darle a la Copa, la Copa la Copa, la Copa Cabana ~~~ Copa-cabana!!!

Vamos a darle al Copacabana, movida tropical que mueve tus pies y te sientes latino…Dale al Copacabana…. Que puede ser tocado directo de los cañones de Manhattan En la Tierra de donde vienen los cocos y las bananas …

En las junglas y las pampas de Brazil… Nadie ha oído tan bien de Copacabana… Pero ya la oirán, te lo apuesto, ya lo verán…Puedes y dale a la copa … A la Copa, la Copa Cabaaaanaaaa!》

••••••••••••••••••••••••••••••••••••

La palabra ‘salsa’ viene de Cuba, ya establecida en la música desde los años 1930s y así lo respaldan los registros discográficos en la misma ciudad de Nueva York. La llamada sonoridad que se cree fue creada en NY en los años 1970s ya existía en Cuba, en Venezuela, Los Ángeles y en Nueva York previo a la creación de Fania, ellos no establecieron el término, ya tenía vida propia dentro de la música. Esto es parte del lamentable bloqueo cultural que sufre Cuba, alimentado por nuestros propios vecinos, en su obsesión de protagonismo sobre las valiosas creaciones cubanas.

Fuente: esta interesante confirmación la aporta el investigador cubano Francisco Font. 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Álbum “SALSA Y SABOR”, del Conjunto Cheo Marquetti y Los Salseros (La Habana, 1957. Sello PANART, de Cuba).  Este LP fue lanzado en Miami en 1962 antes de que Fidías Escalona sellara su influencia e iniciara su trabajo con músicos cubanos en Venezuela hacia 1967…

••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Celia Cruz con la Sonora Matancera“La Cumbanchera de Belén”«…porque tengo salsita en mi atómica cintura…»

••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Sobre PUPI LEGARRETA, disco “SALSA NOVA” (hecho entre 1961 y 1962), con sello Tico:

••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Grabación de 1959, en Cuba, Rosendo Ruíz Jr y su orquesta.

Ver TABLA DE RITMOS MUSICALES AUTÓCTONOS CUBANOS, con sus BAILES

4 Respuestas

  1. Elizabeth Salas

    Excelente investigación. No hay más nada q aportar ni siquiera la palabra Salsa les pertenece. El son y la salsa son cubanos.
    Eso lo sabe el mundo. Gracias Diana vamos por mas. No solo x la Declaracion de la Unesco. El trabajo debe ser sistemático en la difusión y promocion del son cubano y su historia x el mundo.

  2. José Frómeta

    Pues claro que la salsa se deriva del son que es cubano también, como el mambo, la guaracha, el cha cha cha, la timba, y muchos otros ritmos, eso lo sabemos todos los músicos soneros y salseros, aunque algunos no lo quieren reconocer, los hechos lo demuestran por sí solos

  3. José Frómeta

    Los músicos y amantes de la cultura musical cubana solicitamos a la UNESCO que el «SON CUBANO» sea declarado Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad

  4. Saqntiago Alfonso Fernandez

    Me parece brillante esta idea de exponer la verdad sobre nuestro Son, que incuestionablemente es el padre y origen de todos esos criterios comerciales /no ritmos,/ como bien dicen los que han hurgado en estos temas, la palabra Salsa fué utilizada desde tiempos immemoriales en nuestro pais; primero para elogiar el sabor callejera de nuestras mujeres y más tarde para calificar la sabrosura de la música popular, muchos años ántes de que Massuchi se apropiara de este calificativo para crear ese movimiento en N.Y.

Responder a Saqntiago Alfonso Fernandez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *